Frutismo

Modo Zen/ 2015.03.29

¿Por qué lavar bien las frutas?

Seguramente has escuchado hablar de la importancia de lavar las frutas antes de consumirlas para evitar enfermedades. Aquí te contamos los cuidados básicos que debes tener con estos alimentos para llevar una buena salud y una excelente nutrición.

Comparte

Prevenir la presencia de patógenos en la superficie de las frutas es fundamental para evitar futuras enfermedades y asegurar una adecuada nutrición en las personas. Debido a que, por lo general, estos alimentos son cultivados en ambientes abiertos, son propensos a contaminarse rápidamente y al ser consumidos completamente crudos pueden ser la causa de diversas infecciones e intoxicaciones en el organismo.

Es importante tener en cuenta que las frutas pueden verse contaminadas en el proceso de siembra y cosecha, y al ser transportadas de un lugar a otro. El transporte a granel es uno de los principales causantes del aumento en el número de microorganismos en estos alimentos.

Para que el consumo diario de fruta no se convierta en un factor de riesgo para la salud, te explicamos cuáles son los principales causantes de enfermedades que se pueden contraer a través de estos alimentos y cómo prevenirlos.

Bacterias: La Escherichia Coli es sin duda la bacteria más reconocida. Este microorganismo ha sido el causante de múltiples brotes de infecciones en todo el mundo. Se encuentra normalmente en el intestino del ser humano y de algunos animales, y puede ser transmitida a las frutas si estos últimos albergan en sus heces este germen. Además, esta materia es usada para producir fertilizantes agrícolas.

Fungicidas y pesticidas: estos productos son usados por lo general para proteger los cultivos de insectos y enfermedades. Sin embargo, tienen un efecto negativo sobre la salud de las personas, ya que son causantes de intoxicaciones severas en el organismo, que generan síntomas como dolores abdominales, diarrea, náuseas y ansiedad. Además estos productos se han asociado a enfermedades como leucemia y linfoma, que sin un adecuado tratamiento pueden resultar letales.

Parásitos: La Giardia o el Cryptosporidium son parásitos que pueden encontrarse en fertilizantes a base de estiércol; si estos son utilizados en los cultivos de frutas hay un alto riesgo de que sean transmitidos al ser humano, siendo esto un factor de riesgo para la salud de las personas, ya que pueden ocurrir infecciones crónicas que causan deshidratación.


Pasos para manipular correctamente las frutas antes de consumirlas

 

1. Para comenzar lava tus manos: No olvides que si no mantienes una higiene adecuada puedes ser el agente transmisor de enfermedades como gastroenteritis bacteriana. A la hora de limpiar tus manos recuerda utilizar un jabón desinfectante y no omitir las uñas, ya que al ser un poco más difíciles de desinfectar, pueden llegar a acumular una gran cantidad de gérmenes y bacterias.

2. Asegúrate de lavar bien los alimentos: es importante que tengas en cuenta que antes de partir o pelar las frutas debes lavarlas, de esta forma eliminarás no sólo los residuos de tierra, sino también posibles bacterias y parásitos que se encuentran en las superficies de éstas y evitarás que se trasladen al interior de estos alimentos. Para un lavado completo puedes utilizar un recipiente lleno de agua y dejarlas ahí por al menos dos minutos. Además el uso de un cepillo o esponja y un poco de jabón será útil para aquellos alimentos de corteza dura.

3. Desinfectar: Una vez hayas lavado las frutas, puedes agregar una cucharada de bicarbonato de sodio en un litro de agua y dejarlas ahí por 10 minutos. Si no tienes este producto en tu casa puedes utilizar limón y vinagre y repetir este mismo proceso.

4. Pelar: Si los prefieres puedes remover la corteza de las frutas, esto evitará ingerir químicos que puedan haber quedado en la superficie.
Imagen: blog.energyearth.com

Entrada Siguiente
Entrada Anterior
Comenta esta publicación
Responsive Menu Clicked Image