Frutismo

Sáquele Jugo/ 2015.05.19

¿Por qué la fruta es tan importante en el Arte?

Todos sabemos de la importancia de las frutas para nuestra salud, estado de ánimo, alimentación y en general, nuestra vida. Pero a veces no nos damos cuenta de la gran importancia que tienen estos alimentos en nuestra cultura e historia. Es por eso, que queremos enseñarles cómo los frutos han estado presentes en toda la historia del arte.

Comparte

Para nadie es un secreto que las frutas son un gran alimento para nuestro cuerpo por su inigualable cantidad de beneficios que nos permiten tener una vida más sana y por ende un estilo de vida mucho mejor.

Lo que muchos no nos habíamos dado cuenta, es que las frutas han sido un alimento que ha hecho parte de la creatividad, y cultura del ser humano a lo largo de la historia.

En toda la historia del arte, son innumerables los ejemplos en donde las frutas se convirtieron en un tema atractivo para la pintura gracias a su colorido aspecto y a su belleza innata. Desde los bajorrelieves y las pinturas egipcias, hasta las obras más surrealistas, se demuestra la importancia de las frutas en las culturas y en la manera de comunicárselo al mundo.

Arte Antiguo y arte clásico

Desde los egipcios hasta el arte grecorromano, las frutas estuvieron presentes en las manifestaciones artísticas de dos de las civilizaciones más importantes de la antigüedad, como una muestra de su importancia en la vida diaria de la humanidad.

Los antiguos egipcios adornaban el interior de sus tumbas con bodegones de frutas, pues creían que dichas representaciones de alimentos y de objetos domésticos se harían realidad en el más allá.

Naturaleza muerta con frutas, Casa de Julia Felix, Pompeya,

Por otro lado, para los griegos y los romanos, los bodegones y los retratos de objetos cotidianos estuvieron relacionados con el arte realista que se presentaba en dicho periodo y eran elementos que representaban la variedad de alimentos de la que gozaban las familias de alta posición, la hospitalidad y las estaciones del año.

Renacimiento

El Renacimiento es la época en donde los frutos comienzan a ser verdaderos protagonistas dentro de la pintura europea por su sentido simbólico, ya que éstos son un elemento común en los cuadros religiosos de Fra Angélico, Bellini, Botticelli, Tura, entre otros.

En el siglo XVII las frutas alcanzan una mayor importancia por efecto de la pintura especializada en bodegones y floreros, en donde algunas veces se veían acompañadas de flores, golosinas y otros elementos característicos de la decoración de la época.

En este momento de la historia del arte, las frutas eran utilizadas como un símbolo religioso o para establecer un contexto determinado de espacio y tiempo, como por ejemplo la estación del año o el paso del tiempo a través de frutos en descomposición.

Al ser elementos con tanto simbolismo, a cada fruta se le dio un significado diferente que ayudaba a los artistas a transmitir el mensaje que querían dar y estos son:

  • Limón y naranja: Según el contexto estas frutas tienen significados diferentes. El limón puede ser tomado como un símbolo de dolor, amargura o muerte, mientras que por otro lado la naranja significa fecundidad.
  • Manzana: Esta fruta es la que tiene un mayor número de significados en la historia del arte. Puede simbolizar la juventud, el rejuvenecimiento, la perpetua frescura, el deseo, el pecado, el amor carnal, o dependiendo del contexto también puede representar la salvación
  • Granadilla: Simboliza la vida eterna, la prosperidad divina, la unidad de la comunidad cristiana. Pero también puede significar la caída de la gracia y la naturaleza pecaminosa del hombre.
  • Uvas: Estas significan la lujuria y/o el pensamientos lujuriosos.
  • Melocotón: Este simboliza la virtud y el honor.
  • Fresa: Es el símbolo de la armonía, y el alimento del alma.

Mención especial: Giuseppe Arcimboldo, el pintor italiano que vivió durante dicha época, se caracterizó por hacer un tipo de retrato en que donde el rostro de los de las personas estaba hecho con agrupaciones de animales, flores y sobre todo frutas. Su obra no era apreciada en el renacimiento, pero después de varios estudios se determinó que fue uno de los grandes precursores de lo que se conocería como surrealismo, ya que en sus pinturas se podía encontrar una mezcla de sátira y alegoría.

Rudolf II de Arcimboldo

Siglo XIX y XX

En las épocas más modernas del arte, las frutas seguían siendo utilizadas en las obras pero no con el propósito de simbolizar y representar tantos significados, sino como un elemento más conceptual que buscaba establecer la emoción poética del creador de la pieza.

Este periodo de tiempo fue dominado, en gran parte, por corrientes artísticas poco realistas y abstractas, es por eso que cuando se hacían obras de arte en donde se incluían frutas y naturaleza, éstas no eran tan icónicas pues debían adaptarse a los criterios propios de cada corriente, como por ejemplo Claude Monet con el impresionismo, Vincent van Gogh con el postimpresionismo, Henri Matisse con el favismo, Joan Miró y René Magritte con el surrealismo, entre muchos otros.

Hijo de Rene Magritte

La fruta no solo han sido una alimento para la humanidad sino para la creatividad y la cultura de todas y cada una de las civilizaciones, es por eso que no importa desde qué corriente artística se vea, estás siempre será un elemento distintivo para identificarnos e identificar a nuestra.

 

¿Sabes más formas de sacarle el jugo a las frutas? ¡Cuéntanos!

 

 

Imagen: www.revistaenie.clarin.com

 

También puede interesarte:

Woodstock Fruit Festival, el mayor evento sobre frutas en el mundo

Frutas orgánicas vs. frutas convencionales

Entrada Siguiente
Entrada Anterior
Comenta esta publicación
Responsive Menu Clicked Image