Frutismo

Modo Zen/ 2015.06.30
Fresa

La Fresa ¡Mucho más que un delicioso sabor!

Si reconoces a esta fruta por su increíble sabor, es hora de conocerla por muchas otras cosas más

Comparte

¿Y por qué no empezar con un poco de su historia?

Las fresas silvestres son originarias tanto del Nuevo como del Viejo Mundo y su sabor es mucho mejor que el de las fresas cultivadas industrialmente. Estos cultivos iniciaron en el siglo XIV e ingresaron a Europa en el siglo XVII. Sus primeras variedades originarias de Norteamérica; en el siglo XVIII, arribaron las suramericanas y los grandes cultivadores las hibridaron para obtener las fresas cultivadas actualmente, de las que hay muchas variedades con diversidad de formas, tamaños, colores y sabores.

Sigamos con sus beneficios

Las hojas contienen tanino, son astringentes y diuréticas. El fruto nos aporta proteínas, grasas, azúcares, ácido salicílico y cítrico, pectina, calcio, sodio, potasio, magnesio, bromo, fosforo, hierro y vitaminas A, B1. B2, K, E y C. Consumir 100 grs de dicha fruta aporta 27 calorías.

Mantiene el colesterol a raya: contiene lecitina y pectina lo cual la hacen ideal para disminuir el colesterol de la sangre y prevenir la arteriosclerosis. Es un alimento que hidrata, sacia y no contiene grasa.

Tiene propiedades anti-inflamatorias: Contiene cerca de 30 componentes entre ellas se destacan su riqueza en ácidos, vitamina C, flavonoides y minerales.

Cultivo de fresa

Pertenece a la familia Rosaceae, es una fuente de compuestos polifenólicos con actividad antioxidante, especialmente antocianinas, ácidos fenólicos y vitamina C; los cuales son protectores de la oxidación de muchos organelos.

Un pequeño Combate Zumo

Las fresas poseen mayor actividad antioxidante que muchas frutas como: toronja, naranja, uva roja, tamarindo, kiwi. Sin embargo, los metabolitos secundarios de la fresa se pueden potencializar haciendo una dosificación controlada de nutrientes en los suelos.

Ciencia y Fresa

Hasta ahora los científicos han tratado de confirmar la capacidad antioxidante de las fresas mediante experimentos in vitro en el laboratorio, sin embargo, ahora, un grupo de investigadores ha logrado demostrarlo “en vivo”. Para ello, según publican en la revista Food Chemistry, los científicos han suministrado a doce voluntarios sanos 500 gramos diarios de fresas, a lo largo de cada jornada.

Durante dieciséis días se tomaron muestras de sangre: a los cuatro, ocho, doce y dieciséis días, y un mes más tarde. Los resultados revelan, que el consumo regular de esta fruta, puede mejorar la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo y la resistencia de los glóbulos rojos a su ruptura.

fresa en laboratorio

Otros estudios remarcan que las partes vegetativas de las fresas silvestres, como raíces, tallos y hojas, tienen propiedades nutritivas y antioxidantes.

Un ejemplo palpable de la riqueza de las fresas se puede hacer constar cuando  El Parlamento Europeo, recientemente, recomendó el consumo diario de 200 microgramos al día de ácido fólico y folatos, presente en las partes vegetativas, sobre todo en las raíces. Por ello, y según los resultados obtenidos, 100 mililitros al día de la infusión de estos elementos de la planta “podrían contribuir de forma apreciable a la ingesta diaria de nutrientes, como es el caso de los folatos”, han destacado.

¡Una elección fabulosa!

Las fresas son una elección fabulosa para este verano, por su frescura, versatilidad, sabor y nutrientes. No la dejes fuera de tu menú, puedes hacer paletas de yogourt con fresas picaditas, infusiones, en una ensaladita de frutas, compotas, mermeladas, un delicioso smoothie o un pie de fresas frescas, eso es por mencionar algunas opciones, el cielo es el límite.


 FRESAS

A la hora de elegir las fresas, que sean gruesas, brillantes y de apariencia fresca, ya que son alimentos muy delicados. No hay que dejarse influir por el hecho de que pesen poco o porque los extremos de sus pedúnculos sean más claros. Deben comprarse con los tallos intactos y no se han de retirar hasta que se hayan lavado para mejorar su conservación.

Se conservan mejor si se guardan en la nevera o en un lugar fresco, oscuro y ventilado. En éstas condiciones se pueden conservar hasta 4-5 días, si no están muy maduras.

 

Bonus: El Museo de la Fresa en Wepión

Existe El Museo de la Fresa en Wepión, Bélgica, desde hace 35 años se puede visitar en todo su esplendor exponiendo las virtudes de las fresas y su relevancia en actividades culinarias, de moda, folclóricas y del arte en general; culminando la visita con su tienda donde puedes encontrar todas las variedades de las fresas y las mejores de temporada.

museo-de-la-fresa

Imagen: memorygym.com.co

 

También puede interesarte:

Frutas VS Cáncer, prevenga la enfermedad de forma natural

7 Frutas exóticas de Asia que quizás no conocías 

Dra. Sévil Mota, Médico Nutriologa Clinica, Directora Medico de: Centro Nutri-Balance.

Instagram: dramota
Facebook: Centro Nutri Balance

Entrada Siguiente
Entrada Anterior
Comenta esta publicación
Responsive Menu Clicked Image